Que es un Tourbillon

Tourbillon
Que es un Tourbillon
5 (100%) 7 votes

Historia del Tourbillon

En relojería, cuando hablamos de un “TOURBILLON” (originalmente en francés, significa “Torbellino”), hablamos de un mecanismo ideado para compensar los efectos de la gravedad en los relojes. 

Principalmente, nos referimos a los relojes de bolsillo, ya que por su diseño, son más propicios a permanecer durante más tiempo en una posición determinada, influyendo en su precisión.

Desarrollado alrededor de 1795 y patentado por el relojero franco-suizo Abraham-Louis Breguet el 26 de junio de 1801, un Tourbillon pretende contrarrestar los efectos de la gravedad mediante el montaje del escape y el volante, en una jaula giratoria, para minimizar el efecto de la gravedad cuando el reloj permanece en una misma posición durante un tiempo.

Al rotar continuamente todo el conjunto de volante/escape a una velocidad lenta (normalmente alrededor de una revolución por minuto), el Tourbillon consigue que el efecto de la gravedad no incida siempre en la misma posición del volante/escape, con lo que el error de precisión derivado por el factor de gravedad, queda promediado durante todo el minuto que tarda el Tourbillon en realizar una vuelta completa.

Cronografo Breguet 2320
Cronografo Breguet 2320

Aunque originalmente la función del Tourbillon era mejorar la precisión del movimiento del reloj, actualmente ya no tiene ningún sentido, y se exhibe en algunos relojes de alta gama como símbolo de perfección y virtuosismo en la construcción del reloj. 

Acostumbra a mostrarse en la parte frontal de la caja, y visible a través del cristal de la esfera.

El efecto de la gravedad

La gravedad tiene un efecto directo sobre las partes más delicadas del escape, que son el  áncora, volante de inercia y muelle espiral. 

Lo más susceptible de resultar afectado  es el espiral, que funciona como el regulador de la sincronización para el escape, y es así la parte más sensible a los efectos exteriores, tales como magnetismo, choques y temperatura. También a los efectos internos tales como posiciones de fijación de los tornillos perimetrales o el diseño de brazos y radios.

Se han desarrollado muchas soluciones para contrarrestar estos problemas. 

Los problemas de temperatura y magnetismo han sido eliminados con nuevos materiales. 

Los golpes bruscos  tienen mucho menos efecto hoy que en el tiempo de Breguet,  gracias a materiales más fuertes y resistentes. El oscilador todavía resulta afectado por golpes hoy en día, pero el espiral no se daña tan fácilmente como antes, así que se vuelve a estabilizar rápidamente después de recibir el impacto.

Grossmann, Berthoud, Breguet, Caspari y Leroy, idearon muchas posibilidades diferentes de colocar los tornillos y soportes para regular el funcionamiento del Tourbillon, pero no se logró mucha diferencia al funcionamiento del modelo original.

El obstáculo más grande para un relojero a la hora de ajustar  un reloj, incluso hoy en día, está en la comprobación de los ajustes realizados en el escape. Esto se ha hecho ahora infinitamente más fácil, con máquinas de sincronización precisas que dan resultados casi de manera instantánea, pero en los tiempos de Breguet, todo lo que los relojeros tenían era otro reloj para poder comparar los resultados, así que estos podían llegar a tardar incluso semanas.

 Los efectos de la gravedad en un escape pueden ser  bastante significativos, incluso si solo son ligeras variaciones de posición. 

Si un reloj de bolsillo se guarda la mayor parte del tiempo en un bolsillo del pecho, la posición exacta podría todavía variar sobre 45 °. El tourbillon logra simplificar de manera significativa este problema, ya que su diseño permite que el relojero ahora sólo necesite regular el reloj en 3 posiciones diferentes, en lugar de en 6 como sucede en los modelos que no lo utilizan. (Dos posiciones horizontales – dial hacia arriba y abajo – y cuatro posiciones verticales – corona a las 12, 3, 6 y 9 en punto)

Incluso hoy en día, con nuevos materiales y teorías mejoradas, es imposible regular un reloj mecánico para que mantenga la misma precisión todas las posiciones. 

Un Tourbillon presenta a los relojeros de hoy la posibilidad de una mayor precisión en comparación a la de los movimientos convencionales, aunque si no ajustamos  bien el volante de inercia,  y aseguramos  que el muelle espiral del balance se expande y contrae de forma simétrica,  podemos acabar obteniendo el mismo resultado. 

Generalmente, el Tourbillon realiza una vuelta completa cada minuto. Esto mejora el cronometraje en las cuatro posiciones verticales porque, incluso si un reloj  permanece en una posición vertical aleatoria, el Tourbillon hace que el escape gire alrededor de su propio eje, anulando de manera bastante eficaz los efectos de la gravedad mediante el giro del volante de inercia a través de todas las posiciones verticales posible durante su rotación. Un Tourbillon normal no tiene ningún efecto en las posiciones horizontales, ya que aquí el equilibrio es horizontal y no se ve afectado por la gravedad a medida que gira.

A consecuencia de todo lo descrito, un Tourbillon no tiene ningún efecto en el cambio de velocidad cuando se encuentra en posición horizontal (dial arriba o abajo) pero si modifica el comportamiento en estado vertical (colgando arriba, abajo, izquierda o derecha).

Este cambio de velocidad entre horizontal y vertical es mucho mayor que los cambios de velocidad entre diferentes posiciones verticales.

Breguet diseñó el Tourbillon para los relojes de bolsillo que se mantienen en una posición vertical, por ejemplo, en un bolsillo del chaleco, y se puede mantener en esta posición vertical durante la noche en un soporte adecuado, En esta posición vertical el Tourbillon es eficaz. Sin embargo, el funcionamiento de un reloj de pulsera es muy diferente, y cambia con frecuencia de vertical a horizontal dependiendo de lo que el usuario está haciendo en cada momento.

Greubel Forsey doble Tourbillon
Greubel Forsey doble Tourbillon

En estos casos, el efecto de un Tourbillon es pequeño en comparación con la variación de velocidad resultante de los cambios de vertical a horizontal, y viceversa. Los Tourbillon inclinados tales como los fabricados por Greubelt Forsey,  son una mejora en este aspecto.

Actualmente, los relojes mecánicos se venden sobre todo a compradores que valoran la artesanía, la mecánica y la estética, incluso por encima de las propiedades de precisión.

La mayoría de los Tourbillon utilizan los escapes estándar suizos de tipo “Palanca”, aunque hay algunos que tienen el escape de tipo “Gatillo”.

Desde siempre, el Tourbillon se ha considerado como uno de los mecanismos de ingeniería más difíciles de construir, y se ha valorado su diseño y complicación.

El primer mecanismo Tourbillon de producción fue producido por Breguet para Napoleón en uno de sus relojes de carruaje, llegando a tener un peso de 200 libras aprox. (Unos 60 Kg.)

Tipos de Tourbillon

Tourbillon de doble eje

Anthony Randall Tourbillon doble eje
Anthony Randall Tourbillon doble eje

Anthony Randall inventó el Tourbillon de doble eje en enero de 1877 y lo patentó posteriormente. El primer ejemplar de trabajo fue construido más adelante por Richard Good en 1978. En 1980, Anthony Randall fabricó un Tourbillon de doble eje para un reloj de carruaje, el cual se encuentra a día de hoy en el Museo de tiempo (ahora cerrado) en Rockford, Illinois. Fue incluido en su catálogo de cronómetros.

En el año 2003, inspirado en esta invención, el joven relojero alemán Thomas Prescher,  desarrolló para el “Thomas Prescher Haute Horlogerie” el primer Tourbillon de doble eje volador en un reloj de bolsillo y, en 2004, el primer Tourbillon de doble eje volador con fuerza constante para un reloj de pulsera. Fue presentado en el BASELWORLD 2003 y 2004 en Basilea, Suiza.

Una característica de este Tourbillon es que gira alrededor de dos ejes, los cuales giran una vez por minuto. El Tourbillon entero es accionado por un mecanismo especial de fuerza constante, llamado “Remontoire”. Thomas prescher inventó el mecanismo de fuerza constante para igualar los efectos del enrollado y desenrollado del muelle principal, de la fricción, y de la gravitación. De esta manera, se suministra siempre la misma fuerza al sistema de regulación de la oscilación del Tourbillon del doble-eje. El dispositivo incorporó un sistema modificado después de un diseño de Henri Jeanneret.

Tourbillon doble y cuádruple

 

Greubel Forsey Quadruple Tourbillon
Greubel Forsey Quadruple Tourbillon

Robert Greubel y Stephen Forsey lanzaron la marca “Greubelt Forsey” en 2004 con la introducción de su doble Tourbillon 30 ° (DT30). Ambos hombres habían estado trabajando juntos desde 1992 en Renaud & papi, donde estuvieron desarrollando movimientos de reloj de bastante complejidad. El doble Tourbillon DT30, cuenta con una jaula de Tourbillon girando una vez por minuto e inclinada a 30º, dentro de otra jaula que gira una vez cada cuatro minutos.

En 2005, Greubel Forsey presentó su “Quadruple Tourbillon à Différentiel” (QDT), utilizando dos dobles-Tourbillon trabajando de manera independiente. Un diferencial esférico conecta las cuatro jaulas giratorias, repartiendo la fuerza de par entre dos ruedas que giran a diversas velocidades.

Tourbillon de triple eje

Girard Perregaux Tri Axial Tourbillon
Girard Perregaux Tri Axial Tourbillon

En 2004, Thomas Prescher desarrolló el primer Tourbillon del triple-eje para el “Thomas Prescher Haute Horlogerie”,  con sistema de fuerza constante. Presentado en el BASELWORLD 2004 en Basilea, Suiza, en un conjunto de tres relojes que incluyen un solo eje, un doble eje, y un Tourbillon de triple eje.

El único movimiento Tri-axial Tourbillon del mundo para un reloj de pulsera con rodamientos de rubíes tradicionales, fue inventado por el relojero independiente Aaron Becsei, de “Bexei Watches”, en 2007. El reloj de pulsera “Primus” fue presentado en el BASELWORLD 2008 en Basilea, Suiza. En el movimiento del Tourbillon de tres ejes, la tercera jaula (externa) tiene una forma única que proporciona la posibilidad de usar los cojinetes de rubíes por todas partes, en lugar de rodamientos. Esta es una solución única a este tamaño y nivel de complicación.

Hay algunos relojes de pulsera y de bolsillo que incluyen el triple el triple eje, o escapes triaxiales de Tourbillon. Ejemplos de empresas y relojeros que incluyen este mecanismo son Vianney en su  «Deep Space » , Thomas Prescher, Aaron Becsei, Girard-Perregaux con el  «Tri-axial Tourbillon » y Jaeger Le-Coultre con el  «Gyrotourbillon «.

Tourbillon volante

 

Tourbillon Volante
Tourbillon Volante

En lugar de estar apoyado en un puente, o una ménsula, tanto en la parte superior como en la inferior, el Tourbillon volador está en el aire, siendo sólo agarrado por un lado. El primer Tourbillon volador fue diseñado por Alfred Helwig, instructor de la escuela alemana de relojería, en 1920.

En 1993, Kiu Tai-Yu, un relojero chino residente en Hong Kong, creó un Tourbillon semi-volador con sólo una jaula reducida para la rueda de escape y el áncora. El pivote superior de la rueda del volante de inercia se apoyaba únicamente en un puente de zafiro.

 

Relojes modernos con Tourbillon

Breguet Tourbillon Messidor 5335
Breguet Tourbillon Messidor 5335
Tag Heuer Carrera Tourbillon
TAG Heuer Carrera Heuer 02 Tourbillon
Girard-Perregaux 3 bridges Skeleton
Girard Perregaux 3 bridges Skeleton

En los modernos diseños de relojes mecánicos, no se requiere un Tourbillon para producir un reloj de alta precisión; Incluso hay un debate entre los relojeros en cuanto a si los Tourbillon mejoraron la precisión de las piezas mecánicas de medición de tiempo, incluso cuando se introdujeron por primera vez, o si estas piezas eran inherentemente inexactas debido a las técnicas de diseño y fabricación.

Sin embargo, el Tourbillon es una de las características más valoradas de los relojes de los coleccionistas y de los relojes de alta gama. Posiblemente por la misma razón que los relojes mecánicos tienen un precio mucho más alto que los relojes similares de cuarzo, que por otro lado, hay que decir que son bastante más precisos.

Los relojes de pulsera con Tourbillon de alta calidad, fabricados generalmente por la industria Suiza del reloj de lujo, son muy caros, y suelen tener un precio por encima de las decenas de miles de dólares o de euros. 

Las implementaciones modernas permiten que el Tourbillon sea visto a través de una ventana en la cara del reloj. Además de mejorar el encanto de la pieza, el Tourbillon puede actuar como una segunda manecilla en algunos relojes, ya que generalmente gira una vez por minuto. Sin embargo algunos Tourbillons giran más rápido (por ejemplo, el Tourbillon de 24 segundos de Garrett Forsey). 

Hay muchos relojes que cuentan con la rueda de volante oscilante visible a través del dial del reloj, y hay que decir que esta característica no tiene nada que ver con un Tourbillon. 

Aunque podemos encontrar a vendedores que desconocen el producto, nombrando esta característica como Tourbillon, para así encarecer todavía más si cabe el producto.

Fuente documental:

Wikipedia

Breguet

Groubel-Forsey

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *